La ignorada clasificación de los videojuegos.

La industria dedicada a la producción de entretenimientos electrónicos, recauda más dinero que el cine y la música juntos.  Dejando en claro que estos ya no son de uso exclusivo de los más pequeños. ¿Quieres saber que juegan los niños? ¿Sabías que existe una ley que regula su venta?

 

El tiempo en que los niños dedicaban un momento de la semana, a jugar frente del televisor, ha ido en aumento en las últimas décadas. En la actualidad el promedio de horas que un niño dedica a jugar videojuegos es superior a las 10 horas semanales. El acceso a internet, como también la poca participación de los padres en entender a que se exponen los niños, son las principales razones de este aumento. En nuestro país desde el año 2014, existe la ley 20.756, que regula la venta y arriendo de videojuegos para los menores de edad.

 

¿En que consiste la ley?

 

Al igual que comprar alcohol o cigarrillos, las empresas que venden videojuegos están obligadas a solicitar carnet de identidad a quienes compren juegos con alto contenido en violencia, lo cual en la actualidad carece de una fiscalización efectiva. La ley norma que todos los videojuegos deben presentar un rotulado en su envase, conteniendo las características de contenido abarcando un 25% del empaque. Además de prohibir la venta de algunos videojuegos a menores de edad. Es por esto que las distintas empresas han ido implementando estas medidas, pero cometiendo una falta continua en la educación de padres sobre lo que significa esta ley. Muchos son los padres que acompañan a sus hijos en la adquisición de juegos para sus consolas, restando atención sobre los contenidos a que se exponen sus hijos, incluso ignorando la interacción online que estos poseen….

 

Click para leer articulo completo en revista